ayudas para la compra de coche

 

El Gobierno ha presentado esta semana un plan de ayudas para la compra de un coche. De este modo, el ejecutivo pretende impulsar la economía del país tras la crisis provocada por la emergencia sanitaria. Se van a destinar un total de 3750 millones de euros en este plan de apoyo al sector automovilístico, de los cuales 250 millones se dedicarán a incentivar la demanda de vehículos nuevos apoyando a los compradores. Además, habrá que sumar otros 250 millones en forma de descuentos obligatorios.

¿Qué requisitos debes cumplir para que te concedan la ayuda?

En primer lugar, cabe decir que las matriculaciones desde el 15 de junio de 2020 son candidatas a percibir las ayudas.

En caso de optar a ellas, las podrás destinar a la compra de cualquier furgoneta ligera u otros tipos de automóvil (100 % eléctricos, de pila de combustible, de gas, híbridos enchufables, diésel o gasolina). El vehículo que escojas podrá ser nuevo o estar automatriculado por el concesionario desde el 1 enero (este tipo de vehículos solo podrás escogerlos si aún no los han vendido una primera vez).

Pero si, como comprador, pretendes beneficiarte de las ayudas, deberás cumplir una serie de requisitos. Vamos a verlos:

– Es obligatorio entregar un vehículo que tenga 10 años o más para convertirlo en chatarra.

– El vehículo seleccionado no debe tener un precio superior a 35 000 euros. Eso sí, en el caso de que estés pensando en comprar un modelo que lleve la etiqueta CERO (hibrido enchufables con más de 40 km de autonomía eléctrica, de pila de combustible, eléctrico de autonomía extendida o 100 % eléctrico) o uno específico para personas con movilidad reducida, podrá tener un precio de hasta 45 000 euros.

– Tampoco pueden sobrepasar unas emisiones de 120 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. En el caso de furgonetas, las emisiones deben ser inferiores a 155 gramos de CO2 por kilómetro. Por tanto, el vehículo que vayas a adquirir deberá llevar el etiquetado A o B del IDAE. Esto hace que los coches más demandados, que suelen ser los SUV, se queden fuera de estas ayudas, dado que no suelen cumplir con estos requisitos.

En caso de que los cumplas todos, podrás optar a estas ayudas. Aunque es necesario que tengas en cuenta que estas van a variar en función del tipo de vehículo que selecciones, el etiquetado de la DGT que le corresponda, la clasificación energética de la IDAE y si eres un comprador particular, autónomo, pyme o gran empresa.

¿Cuánto dinero puedes obtener en función del vehículo que entregues o del que vayas a comprar?

Dentro de este plan del gobierno habrá ayudas adicionales de 500 euros en caso de que el vehículo que entregues tenga más de 20 años, si en tu hogar los ingresos mensuales son inferiores a 1500 euros o si tienes reducida la movilidad.

 

¿Qué debes hacer para beneficiarte de esta ayuda para la compra de un coche?

No es necesario que realices ningún tipo de gestión de forma directa. En esencia, la ayuda que recibas se descontará del precio final del vehículo que adquieras y es válida tanto para coches nuevos como para coches de kilómetro cero.

¿Cuál es la ayuda en total?

La cantidad total de la subvención de la que podrás beneficiarte dependerá de la alternativa que escojas. Existe prioridad para los coches con mayor eficiencia, es decir, para los catalogados con las etiquetas A o B del IDAE y para los que cuenten con los distintivos de la DGT ECO, CERO o C que estén por debajo de los 120 gramos de emisión de CO2 por kilómetro.

El fabricante está obligado a extender una ayuda de la misma cuantía que la que te otorgue el gobierno, excepto en los vehículos de etiquetado CERO, que son los híbridos enchufables con una autonomía eléctrica superior a 40 kilómetros y los eléctricos. La subvención máxima del fabricante son 1000 euros.

¿Cómo quedarían esas dos ayudas?

Estas ayudas para turismos se establecen de la siguiente forma:

Para autónomos y particulares con etiqueta CERO, la cuantía es de 5000 euros. En el caso de que dispongan de la etiqueta ECO y eficiencia energética A, será de 2000 euros, y si cuenta con la eficiencia energética B, de 1200 euros. Por último, aquellos vehículos con el etiquetado C y eficiencia energética A dispondrán de 1600 euros. En el caso de la eficiencia energética B, de 800 euros.

– Para las pequeñas y medianas empresas con etiqueta CERO la ayuda asciende a 4200 euros. Para vehículos con etiqueta ECO y eficiencia energética A, es de 1600 euros. Si la eficiencia energética es B, estaremos hablando de 1000 euros. Para los automóviles que posean el etiquetado C y tengan una eficiencia energética A, la ayuda será de 1300 euros y, en el caso de que su eficiencia energética sea B, será de 700 euros.

– Cuando se refiere a grandes empresas, las ayudas quedan de la siguiente forma: para coches con etiqueta CERO, 3800 euros; en los ECO con eficiencia A, 1400 euros y 900 para los de eficiencia energética B. Para los turismos con etiqueta C y eficiencia A la ayuda será de 1100 euros, y de 600 euros si la eficiencia energética es B.

Por tanto, no podríamos obtener más de 4000 euros, más los 1000 euros que otorga el gobierno a los vehículos con etiqueta CERO. El mínimo que percibiríamos sería de 800 euros.

Por otro lado, si quieres comprar una furgoneta N1 con hasta 2500 kilogramos de MMTA, las ayudas dependerán de la categoría del vehículo, oscilando de la siguiente forma:

– Para autónomos y particulares, entre 4000 y 1000 euros.

– En el caso de las pymes, entre 3200 y 800 euros.

– Para una gran empresa, entre 3200 y 700 euros.

Si la furgoneta N1 tiene más de 2500 kilogramos de MMTA, el resultado de las ayudas será el que sigue:

– En el caso de autónomos y particulares, entre 4000 y 2100 euros.

– Para las pymes, las ayudas oscilarían entre 3200 y 1700 euros.

– En las grandes empresas, entre 2800 y 1500 euros.

Un dato importante que también merece tu atención es que es obligatorio declarar a Hacienda estas ayudas como ingreso patrimonial. Esto quiere decir que en el siguiente ejercicio hay que reflejarlo en el IRPF y te restarán una cantidad por ella, en función de tus circunstancias personales.

Ayudas a la compra de vehículos eléctricos

Tal y como hemos visto ya, el Gobierno dará 4000 euros si decides comprar un coche CERO y hasta 800 si prefieres adquirir un vehículo de combustión. Asimismo, los fabricantes aportarán la misma cantidad, a no ser que se compre un vehículo catalogado como CERO. En este caso, se añadirán 1000 euros más.

Además, la segunda edición del denominado Plan Moves, que está reservado solo para turismos 100 % eléctricos y, por supuesto, para híbridos enchufables (junto con camiones de gas, furgonetas y motos eléctricas), incluye hasta 5500 euros de ayuda y el achatarramiento de un vehículo pasa a ser opcional.

Esto quiere decir que debes escoger entre un plan u otro a sabiendas de que el Moves II no te exige llevar a la chatarra el otro coche. A cambio, accedes a más ayudas. En este caso, podrás optar a hasta 5500 euros a los que deberías sumar otros 1000, que los aportaría la marca. A su vez, en la renovación de los vehículos anteriores, su antigüedad ha de ser de 10 años o más. En el plan Moves II, en cambio, la edad mínima es de 7 años.

Este programa de ayudas no es complementario a las ayudas concedidas para el achatarramiento o renovación del parque que contempla bonificaciones entre 800 y 5500 euros. La idea con la que están concebidas es para que estén en marcha de forma simultánea y, si aquel que es más beneficioso para los consumidores, el Move II, agota su partida, los clientes podrán decantarse por un coche híbrido enchufable o eléctrico de acuerdo a lo recogido en el primer plan. Así, cabe recordar que hay que entregar un coche para convertirlo en chatarra.

El plan Moves II tiene 4 líneas de actuación:

– La compra de vehículos que pueden ser híbridos enchufables, gas en el caso de los camiones, o eléctricos.

– Sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas.

– Instalación de una infraestructura de recarga.

– Implantación de planes de transporte a los centros de trabajo.

Los fondos serán gestionados por las Comunidades Autónomas en función de un reparto poblacional que no está relacionado con el peso del mercado automovilístico en cada región. Como novedad, cabe reseñar que, si una Comunidad Autónoma se queda sin fondos de los asignados inicialmente, el IDEA puede realizar una inyección de fondos extra.

Los turismos eléctricos puros, los híbridos enchufables y los de pila de combustible cuya autonomía sea superior a los 90 kilómetros disfrutarán de una prima de 4000 o 5500 euros, en función de si se entrega o no un vehículo. Por otro lado, para los híbridos enchufables con una autonomía entre 30 y 89 kilómetros la ayuda oscilará entre los 1900 y los 2600 euros.

Sabemos que todo esto de las ayudas para la compra de un coche puede ser muy complicado. Por ello, si tienes dudas o quieres aclarar y ampliar la información proporcionada, puedes ponerte en contacto con nosotros.